CARMEN REATEGUI ROSSELLO
English
Restos de la arboleda que conducía a la antigua Hacienda Villa, en el distrito limeño de Chorrillos. Más de diez cuadras de cedros arrasados “para anchar la avenida”. A un lado quedaron asomando del cemento los muñones. Exhumé la raíz, la invertí, colmé sus estrías de papas, talladas como semillas en Piedra de Huamanga, ese alabastro de la zona más trágica de los Andes.
Ríos Profundos Raíz de cedro de 150 años, talado por la municipalidad de Chorrillos, Lima. Pedestal de cemento; papas talladas en Piedra de Huamanga; vidrio templado 140 x 180 x 180 cm
Corren los ríos por las quebradas abiertas de nuestro cuerpo, de nuestra patria. El corazón de los cerros baja, como lava convertida en alimento.
Detalle, 120 x 100 cm
El vidrio que la recubre refleja fríamente el bullicio de la ciudad. Pero la raíz fosilizada late en su interior, llamando al rito. Un ara en la que yacen las tradiciones y la mochila del migrante. Un reunir, un darse cuenta, hacia dónde confluyen todas las sangres.
Detalle, 120 x 100 cm